MUERTE EN EL EVEREST – La tragedia de mayo de 1996

El desastre de 1996 del Monte Everest se refiere a los eventos del 10–11 de mayo de 1996, cuando ocho personas atrapadas en una tormenta de nieve perdieron la vida en el Monte Everest, algunos durante el ascenso, y aquellos que ya habían hecho cumbre, mientras descendían. Durante la temporada completa, doce personas fallecieron intentando llegar a la cima, convirtiéndola en la más mortal del Monte Everest, previo a las 16 muertes de la avalancha de 2014 y a las 18 muertes resultantes de las avalanchas ocasionadas por el terremoto de Nepal de abril de 2015. El desastre de 1996 tuvo una amplia cobertura y planteó serias preguntas acerca de la comercialización del Everest.

https://youtu.be/t9HHUNiY_7I

Numerosos escaladores, entre ellos varios equipos grandes, así como algunas pequeñas asociaciones, e incluso algunos escaladores en solitario, se encontraban en las alturas del Everest durante la tormenta. A pesar de que hubo fallecidos tanto en la Cara Norte como en las cercanías del Collado Sur, los eventos de la Cara Sur son los mejor documentados. El periodista Jon Krakauer, asignado por la revista Outside, estaba en el equipo dirigido por Rob Hall, guía principal que murió junto con un guía secundario y dos de sus clientes en el lado sur; posteriormente publicó el bestseller Into Thin Air (1997), en donde relató su experiencia. Anatoli Bukréyev, de cuyo equipo sobrevivieron todos los clientes, pero perdió la vida el guía principal, Scott Fischer, rechazó lo relatado en el libro de Krakauer y co-escribió un libro titulado The Climb: Tragic Ambitions on Everest (1997), donde relataba su versión de los hechos. Beck Weathers, de la expedición de Hall, y Lene Gammelgaard, de la expedición de Fischer, escribieron sus propias experiencias del desastre en sus respectivos libros, Left for Dead: My Journey Home from Everest (2000) y Climbing High: A Woman’s Account of Surviving the Everest Tragedy (2000). En 2014, Lou Kasischke, también de la expedición de Hall, publicó su propia experiencia de la tragedia en el libro After the Wind: 1996 Everest Tragedy, One Suvivor’s Story (2014). Mike Trueman, quien coordinó el rescate desde el Campo Base, enriqueció la historia con su libro The Storms: Adventure and Tragedy on Everest (mayo de 2015). Graham Ratcliffe, quien escaló el Collado Sur del Everest el 10 de mayo de 1996, documentó en A Day to Die For (2011) que los reportes de clima entregados a los líderes de las expediciones, incluidos Rob Hall y Scott Fischer, previo a sus intentos por hacer cumbre previstos para el 10 de mayo, pronosticaban una tormenta mayor desarrollándose después del 8 de mayo y alcanzando un pico de intensidad el 11 de mayo de 1996. Al haber planeado Hall y Fischer hacer cumbre para el día 10 de mayo, una parte de sus respectivos equipos habían conseguido hacer cumbre en el Everest durante una pausa aparente de la tormenta, sólo para descender justo en la peor fase la noche del 10 de mayo.

Comparte esto en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *