Consejos para limpiar las caramañolas

Las caramañolas son un accesorio sencillo pero indispensable que requieren un «mínimo» de mantenimiento. Saber cómo mantenerlos limpios y sin rastro de moho y olor, es algo que no siempre hacemos bien.

La mayoría de las caramañolas están fabricadas en plástico, son económicos y no suelen «usar» demasiadas tecnologías salvo algunas excepciones. De hecho  suelen ser el accesorio más sencillo, pero también requieren un mínimo mantenimiento. Al fin y al cabo son las encargadas de transportar los líquidos que debemos reponer mientras salimos a pedalear y estos deben estar en perfectas condiciones para no jugarnos una mala pasada.

Con estos consejos los bidones de hidratación no van a ser eternos, pero si que van a ser 100% efectivos y van a estar limpios y sin rastro de moho durante todas las salidas en las que nos acompañen. Las bebidas isotónicas e incluso el agua pueden convertir los bidones en una incubadoras de bacterias y moho, pero para evitarlo te damos estos consejos para mantenerlos limpios.

Enjuaga bien después de cada salida
Con un simple enjuague tu caramañola se mantiene limpia si la has utilizado para beber agua durante la salida. No hace falta que laves a conciencia cada vez que lo utilices ya que el agua no deja tantos residuos ni sabores como las bebidas isotónicas por ejemplo.

Lavar a mano
Agua tibia, un poco de jabón y a mano, es la mejor manera. No hace falta que sea un jabón específico, el lavavajillas que utilizas habitualmente en casa es más que suficiente para eliminar los restos y sabores de las bebidas isotónicas.

Utiliza un cepillo para las tapass y zonas de difícil acceso.
La tapa y el fondo son las partes en la que con más facilidad se pueden quedar restos que no se eliminan con el lavado a mano. Un cepillo con mango te permitirá acceder a estas zonas y poder limpiarlas en profundidad. Es la mejor manera de asegurarte que eliminas el moho que no se va con un simple aclarado. Unos cepillos muy útiles son los que se venden para limpiar mamaderas de bebe.

Truco
Para limpiar perfectamente las tapas, un truco es llenar la caramañola con agua y jabón y exprimirla para que salga con fuerza a través de la boquilla. Después es recomendable enjuagar bien para eliminar cualquier resto de jabón.

¿Qué debes evitar a la hora de lavar?
El lavavajillas
Sí, es rápido y eficaz, pero como su propio nombre indica, para las vajillas. Las caramañolas aunque nos parezcan muy resistentes, están fabricadas con materiales plásticos y la temperatura del agua del lavavajillas es excesiva, de manera que o bien los deforma o los degrada acortando su vida útil.

Otro tipo de limpiadores más agresivos como lavandina
A pesar de limpiar regularmente las caramañolas, lo más normal es que con el paso del tiempo aparezca moho u olores que no somos capaces de eliminar. La solución no pasa por utilizar limpiadores agresivos o lavandina, ya que en caso de no enjuagar lo suficiente, estos productos pueden contaminar el agua y provocarnos una intoxicación. Si por mucho que limpias no consigues eliminar correctamente los restos, puedes utilizar vinagre o jugo de limón que son excelentes antisépticos naturales. Y llegado el caso de no poder eliminar completamente el moho u olor es momento de pensar en adquirir una nueva.

Comparte esto en...

Un pensamiento en “Consejos para limpiar las caramañolas”

  1. Muy bueno, tambien me sirve mucho limpiar con agua con bicarbonato, no solo es bactericida si no que le saca el gusto a plastico que saben agarrar estos envases.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *